Entrevista a Eugenia Nardone: “La profesionalización fue muy importante, pero debemos ir por más”



por Mateo Ciccarello, Tobias Grinberg, Valentín Valdovino y Felipe Acevedo

Eugenia Nardone, futbolista de Racing, pasó por el Taller de Periodismo deportivo el pasado 18 de mayo y en una larga entrevista con los alumnos habló sobre el presente del fútbol femenino en la Argentina.

Cuando uno de los chicos le preguntó acerca del paso por diferentes clubes y su distinta infraestructura ella respondió:

‘’Yo empecé en un club de barrio de Rosario que se llamaba ‘Social Lux’. La infraestructura no era buena porque era un club muy chico. Cuando pase a UAI Urquiza, se noto mucho la diferencia ahí porque el club tenía una de las mejores infraestructuras de su división, a nivel masculino. Ya cuando llegué a Racing, como era uno de los clubes más grandes de Argentina, toda su infraestructura y el personal era más avanzado que los otros clubes, aunque a comparación del nivel masculino, todavía le faltaba mucho.’’

Otra de las respuestas interesantes vino tras la pregunta acerca de si el sueldo del fútbol femenino está bien o era muy bajo en comparación con el masculino. Ella respondió: ‘’Me da pena responder a eso, porque claramente hay una diferencia enorme, ni siquiera se llega al salario mínimo de cualquier trabajo. Lo que me parece muy injusto es que hay algunas compañeras de equipo que no tienen contrato como yo, pero que se esfuerzan lo mismo. Obviamente la profesionalización del deporte me puso muy contenta pero no deberíamos conformarnos solo con esto, sino que deberíamos ir por más”.

Una respuesta que es importante resaltar llegó a partir de la consulta sobre la sensación de pasar de jugar en cancha de 5 a cancha de 11 con las juveniles de la Selección argentina. 

‘’Fue una experiencia inolvidable ya que era la primera vez que jugaba en cancha de 11 y justo fue en mi debut con la camiseta de la Selección. La sensación que tuve fue que me costó acostumbrarme de pasar a poder correr por toda la cancha mientras que en la cancha de 11 cada uno tenía su propio sector y saber dónde pararse. Este fue el punto donde empecé a mejorar mi físico y mi estilo de juego para adaptarme a cancha de 11.’’